La verdadera clave de nuestra existencia no está en lo que nos ocurre, sino en como reaccionamos ante lo vivido. Si somos capaces de liberar nuestra fuerza interior de los miedos, podremos recuperar el auténtico poder de la decisión…

Cuando te sientes mal tienes la sensación de que algo te limita, ya sea una circunstancia física o una carga emocional; en cambio, cuando te sientes bien, vives una sensación de ligereza y libertad.

La plenitud vital va ligada a una íntima sensación de libertad, una libertad que, en realidad, es la más profunda y genuina, en pocas palabras es una dimensión esencial de la dignidad humana.

Aquello que nos afecta de verdad no es lo que nos llega del exterior, sino como lo percibimos y como lo vivimos, esta libertad no está al final de un camino, sino aquí y ahora, en este instante. Cuando aprendemos a vivir con libertad interna, psicológica y profunda, entonces la mente se ve libre de miedos y ataduras.

serenidad1

Recorre tu propio camino, cada momento que parezca difícil, piensa que es un obstáculo más para vencer, cada paso que das en tu vida es para crecer y liberarte de lo que no te hace bien. Atrévete a creer en ti y toma decisiones con conciencia, en lugar de refugiarte en viejos automatismos basados en el miedo; Abraham Maslow decía: «elegir el crecimiento en lugar del miedo 12 veces al día, significa avanzar 12 veces al día hacia la autorrealización».

Escucha a tu voz interior, es complicado, pero intenta distinguirla de otras voces como la familia, sociedad, autoridad o tradiciones. La libertad interior no se puede separar de la capacidad de escuchar quién eres realmente, la única persona que en última instancia aprueba o no lo que haces, eres tú.

Cuando eres libre de todo, de celos, de ansiedad, miedo a la muerte, miedo a no ser amado, a la soledad, a no tener éxito, todo se desvanece, porque la libertad va unida al amor y a la responsabilidad.

ws_Freedom_and_Happiness_2560x1600

«Siembra un pensamiento y cosecharás un acto. Siembra un acto y cosecharás un hábito. Siembra un hábito y cosecharás carácter. Siembra carácter y cosecharás tu destino».

Te invitamos a visitar las otras secciones de información en mujerbien.com

 

Share This