Mamá y Papá:

No entiendo bien lo que me pasa. Todos me dicen que tengo que estar contento porque tengo un hermanito. Todos me felicitan.

Todos están tan contentos, yo no entiendo bien porqué pero no lo estoy.

Los veo a ustedes felices pero cansados. Veo que tienen todo el tiempo para el nuevo bebé. Cada vez que les pido algo ustedes están ocupados o cansados. Veo que mi hermanito ahora está con ustedes en ese lugar donde antes estaba yo. Ahora ya no tienen todo el tiempo para mí. Está él.

Ya casi no pueden jugar conmigo.

A mi me gusta salir a pasear con los abuelos y tíos pero yo quiero quedarme en casa con ustedes. A mi me gusta ir al jardín pero ahora cuando yo me voy él se queda con mi mamá. Todo esto no me hace sentir bien.

No entiendo porque llora el bebé y me asusta. No entiendo porque llora tanto en la noche, tan fuerte que me despierta. Y de día me piden que haga silencio porque se tiene que dormir o porque está durmiendo.

¡No sé como hacer silencio tanto tiempo!

No entiendo muchas cosas, otras me enojan y tampoco sé porque me porto mal. No se enojen conmigo, no lo hago a propósito, no lo puedo evitar, no soy malo.

Me gustaría que todo vuelva a ser cómo antes, cuando todo estaba bien.

Tengo miedo que me dejen de querer cuando me porto mal o porque a veces no quiero a mi hermanito.

También a veces quiero ayudar o acariciar a mi hermanito y no lo hago bien, soy torpe con lo que me piden o cuando lo toco. ¡Es que no sé cómo hacerlo pero quiero ayudar!

Les pido que me ayuden a entender lo que me pasa.

Les pido que me tengan paciencia.

Necesito saber que sigo siendo importante para ustedes.

Necesito saber que me siguen queriendo. ¡Quisiera volver a ser la persona favorita en su mundo!

Mamá y Papá los quiero, ahora soy el «Hermano Mayor» pero aún sigo siendo un niño que necesita mucho de ustedes.

 

Captura de pantalla 2015-11-18 a las 8.12.37 a.m.

Share This