Cómo detener una contracción de Braxton Hicks

Ésta es una de las diferencias primordiales entre una contracción de Braxton Hicks y una real: las reales no se pueden detener. Las de Braxton Hicks, por otro lado, se detienen solas o frecuentemente puedes hacer que desaparezcan cambiando de actividad, respirando profundamente o tomando mucha agua.

142

Toda la verdad y nada más que la verdad
Nada se parece a la realidad

Leerás que las contracciones de Braxton Hicks pueden ser tan dolorosas como las verdaderas. Hay quienes las llaman contracciones de “práctica”, pero, como pronto te darás cuenta, eso es equivalente a decir que jugar béisbol en la primaria cuenta como “práctica” para competir en la serie mundial.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 143.

<−Día 141                                                                        Día 143−>

Share This