Cómo visualizar a tu bebé

Olvídate del frutero. Con 19 cm que mide la cabeza a las nalgas y un poco más de 340g de peso, tu bebé ya parece bebé. Sus dientes primaros, que con suerte no necesitarán ortodoncia en el futuro, ya ha se han formado bajo sus encías. Éste es un detalle interesante: aunque sus ojos ya están formados, su iris todavía no tiene color. Para este momento su sentido del tacto está bien establecido, tal vez practique acariciando su propia cara. Su hígado ya esta funcionando y su páncreas ha empezado a producir insulina.

Toda la verdad y nada más que la verdad
Tú eres la que ya está madura

Ahora tú eres la fruta. Digamos que una pera, pero con senos. Aunque te sientas madura por todas partes, puede ser que tu talla en el torso todavía sea relativamente pequeña, pero tu parte inferior definitivamente se está haciendo más redonda y más amplia. (Pero todavía tienes mejor forma que un melón). Si, probablemente estés empezando a sentirte incómoda, pero mira el lado positivo: tal vez todavía puedas agacharte, atar tus propias agujetas y levantarte de la silla sin que alguien te tenga que ayudar. Las cosas van bien.

En este momento
Tu ombligo tal vez se haya botado

Conforme tu útero su expansión hacia arriba y hacia fuera, tu ombligo tal vez se bote mucho y se mantenga de esa manera hasta después del parto. El asunto de la respiración que mencionamos en el día 169 tal vez haya empeorado bastante.

Tus pulmones están más apretados y tendrás que trabajar más para poder respirar.

Pero, incluso si no puedes respirar, ¿qué importa? Ya llevas recorrido más del camino.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 149.

<−Día 147                                                                            Día 149−>

Share This