Cómo manejar el que te toquen el vientre

A algunas mujeres no les molesta la atención adicional de los extraños en la calle, en especial durante el segundo trimestre, cuando todavía es novedad tener una pancita. Pero puede terminar por ser cansado, y para el tercer trimestre eso de que te toquen la pancita tiene que parar.

Para finales de tu tercer trimestre, en especial si ya pasó tu fecha probable de parto, quizá la expresión de tu rostro baste para asustar a todos los que piensen en tocarte. Pero si te están molestando desde ahorita, ¿qué puedes hacer? Tampoco puedes dejar de ir a hacer tus compras. Al lidiar con extraños tienes permiso de ser más hosca o dura, puedes decir: “¿oiga, se da cuenta de que me está tocando el útero?”. Esto con frecuencia ahuyenta a la gente y la hace pensar dos veces antes de volverlo a hacer. O simplemente ya puedes decir: “¡Ay!” cuando alguien te toque. Eso les enseñará a pensar antes de actuar.

La única manera segura de prevenir que te toquen es decirle a la gente directamente: “por favor, no me toquen”.

161

Lista de pendientes
Cómprate una camiseta que diga: “no me toques la panza”

Si realmente quieres que tu mensaje de “no tocar” se transmita, considera comprar una camiseta de maternidad en la que se lea “no tocar” o “este bebé no se toca” o un mensaje similar. Cualquier tienda que estampe camisetas te puede hacer una.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 162.

<−Día 160                                                                             Día 162−>

Share This