Toda la verdad y nada más que la verdad
Hablando de mucosas sangrantes

Te aguarda otra sorpresa en Embaracilandia: las encías pueden sangrarte. Por la misma razón que te sangra la nariz, la presión adicional en los vasos sanguíneos puede afectar la manera en que tus encías reaccionan con las bacterias de la placa. Esto se llama gingivitis del embarazo y afecta más o menos a la mitad de las embarazadas.

Lo que puedes hacer es usar un cepillo más suave y ser más constante con el hilo dental. Intenta usar un enjuague bucal antibacteriano para controlar la placa y compra un cepillo con punta de goma. Después de cepillarte, pasa la punta de goma alrededor de tus encías para eliminar el exceso de placa.

164

Asegúrate de ser constante con tu cuidado bucal mientras estés embarazada. Puede ser que necesites una limpieza profesional si tus encías empeoran. Dila a tu dentista que estás embarazada.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 165.

<−Día 163                                                                            Día 165−>

Share This