Cómo distinguir las arañas vasculares de las venas varicosas

Si tienes venas moradas o rojas en las piernas o abdomen que son indoloras, delgadas y con aspecto de patas de araña, estas generalmente desaparecerán después del parto. Las venas varicosas son protuberantes y se ven como venas gruesas y azules debajo de la piel, por lo general en las piernas. La diferencia es que las venas varicosas pueden ser bastante dolorosas durante el embarazo.

170

Toda la verdad y nada más que la verdad
Vulva volcánica

Es posible que las venas varicosas no se limiten a tus piernas y tu recto, sino que a muchas mujeres también les salen en la vulva, los genitales externos que incluyen los labios, el clítoris y la entrada de la vagina. Tu vulva es un sitio muy sensible así que sabrás prácticamente de inmediato si tienes una vena varicosa ahí abajo incluso si no la puedes ver. A veces el dolor puede ser intenso y provocar molestias durante el sexo. Sentarse en la tina y después de acostarse del lado izquierdo puede ayudar a aliviar la incomodidad y contribuir a que la sangre regrese al corazón, donde hace puras cosas buenas.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 171.

<−Día 169                                                                    Día 171−>

Share This