Toda la verdad y nada más que la verdad
Síndrome de las goteras

Es posible que ahora tengas un poco de calostro. Aunque la mayoría de las mujeres no experimentan ninguna fuga hasta el tercer trimestre (y hay quien no tiene ninguna hasta después de que nace el bebé), es posible que gotees un poco desde ahora, en especial durante el sexo. El calostro es un fluido acuoso y amarillento lleno de anticuerpos que ayudan a proteger a tu bebé contra las infecciones. Así que no tienes de que preocuparte, pero puede caerte de sorpresa, ¡en especial durante el sexo! La mejor manera de lidiar con esto: compra unos protectores de lactancia de los que venden en las farmacias y colócalos dentro de tu brasier.

173

Cómo lidiar con los calambrus interruptus

Durante el sexo, asegúrate de mover mucho las piernas para evitar que te den calambres que te hagan gemir por la razón equivocada.

Los calambres intensos también pueden interrumpir el sueño. Para prevenirlos toma mucho agua (¡que sorpresa!), date masajes y estira tus músculos antes de irte a dormir o cuando te despierten. Estos estiramientos pueden ayudarte a aliviar el dolor de tus pantorrillas y de los ligamentos del muslo:

  • Estiramiento de la pantorrilla: da un paso hacia delante con ambos pies apuntando al frente y estira la pierna de atrás (repite con la otra pierna).
  • Estiramiento del músculo isquiotibial: siéntate con una pierna doblada y la otra estirada, con el pie apuntando hacia arriba, y los dedos, y el tobillo rejalados. Inclínate hacia delante y toca el pie de la pierna estirada (repite con la otra pierna).

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 174.

<−Día 172                                                                       Día 174−>

Share This