Toda la verdad y nada más que la verdad
No puedes ganar, incluso si estas en excelente forma

Si antes de embarazarte eras campeona de karate y todavía quieres dar patadas en el gimnasio y, lo más importante, si puedes darlas cómodamente a pesar del embarazo. Prepárate para los comentarios: «¿Estás segura que deberías hacer esto en tu condición?» o «¿Le preguntaste a tu médico si es seguro hacer esto?» Aquí te propongo algunas repuestas:

  • «¿Cuál condición?»
  • «Yo soy médico»

Recuerda, las embarazadas tienen permiso especial para mentir.

179

En este momento
El peso se convierte en un deporte competitivo

Reúne a un grupo de mamás e inevitablemente escucharás: «Yo subí esto con mi primer embarazo y esto con el segundo». No solo estamos obsesionadas con el peso que subimos en el primer embarazo, si no que nos encanta hablar de esto. Sin importar que nos sintiéramos enormes y gordas, y después de recuperar nuestra figura, nos encanta presumir. Si no subimos mucho, también hablamos de eso, ya que no podíamos subir de peso.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 180.

<−Día 178                                                                     Día 180−>

Share This