Toda la verdad y nada más que la verdad
Es posible que empieces a sentir miedo o este se intensifique

Tal vez el miedo a que te nieguen subir a un avión no sea el único. Conforme termina tu segundo trimestre y empieza el tercero, la realidad empieza a sentirse. Miras tu estómago, conoces más o menos el tamaño de tu vagina y tal vez estés pensando: “De acuerdo, por ahí saldrá un bebé. Eso va a doler”. Esto es bastante inquietante, pero no es lo mismo que pensar: “No lo voy a poder hacer” o “No tengo la fuerza para soportarlo”.

La labor de parto es algo que no conoces, y lo desconocido, aunque en verdad nos interese llegar al resultado final, da miedo. Estar asustada no significa que no lo lograrás, que no lo soportarás o que no podrás tener una experiencia positiva. Simplemente estas siendo honesta contigo misma.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 185.

<−Día 183                                                                            Día 185−>

Share This