Por órdenes del doctor
Aprende lo básico sobre las anestesias epidurales

La epidural  es un pequeño catéter o tubo que se ensarta en una aguja dentro del espacio que rodea a la médula espinal; no se pone directamente en el fluido de la espina. Actualmente la mayoría de las mujeres recibe un bolo inicial, o dosis para controlar el dolor, y después una infusión constante que proporciona alivio hasta después del parto. La mayoría de los hospitales ofrece epidurales “ambulatorias” que bloquean la sensación de dolor pero no el control de los músculos. Esto significa que puedes caminar o, al menos, tener control de tus piernas para poder pujar mejor. Como podrás imaginarte, pujar con el cuerpo adormecido es bastante extraño.

Toda la verdad y nada más que la verdad
La anestesia epidural puede ser dolorosa

Esto sucederá a tus espaldas, así que no podrás ver lo que está sucediendo. (¡Esto es bueno porque la aguja es enorme!). Te pondrán anestesia local antes de que entre la aguja grande, aunque de todas formas algunas mujeres sienten mucho dolor durante el procedimiento. Desafortunadamente, no puedes saber cómo te va a ir, hasta que estés en esa situación. Pero to−>das están de acuerdo: el dolor de la epidural es mejor que el dolor del parto.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 234.

<−Día 232                                                                       Día 234−>

Share This