En este momento
Te estarás preguntando si la lactancia será para ti

Hoy en día mucha gente, tanto profesionales como no profesionales de la salud, tiene opiniones fuertes sobre la lactancia  y por qué deberías hacerlo. Es fácil sentirse culpable, inadecuada, egoísta o fracasada si eliges dar el biberón o si haces la lucha por amamantar y te das por vencida.

240

La verdad es que tanto la leche materna como los biberones son decisiones responsables. Independientemente de lo que te digan los demás, la leche materna tiene ventajas y desventajas. Aquí se resumen:

Ventajas: es natural. Muchas mujeres descubren que es una experiencia de acercamiento con el bebé, además de ser un alimento sano para el bebé. El calostro tiene anticuerpos y promotores de la inmunidad. La investigación ha demostrado que los bebés amamantados tienen menos infecciones de oídos y menos alergias así como otros problemas de salud. La lactancia puede ayudar a la madre a bajar de peso de forma natural; no tienes que lidiar con las botellas ni calentar fórmula a media noche. Y, por último, pero no menos importante: es gratis.

Desventajas: tú serás la única que pueda alimentar a tu bebé (a menos que te saques la leche), así que todas las alimentaciones nocturnas dependerán de ti. No tendrás tu cuerpo de vuelta hasta que termines de amamantar. Tal vez necesites comer más que en el embarazo. No podrás tomar alcohol o ciertos medicamentos. La lactancia es un compromiso grande y puede ser muy difícil al principio.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 241.

<−Día 239                                                                        Día 241−>

Share This