Toda la verdad y nada más que la verdad
Las mecedoras todavía funcionan

Muchas embarazadas empiezan a pensar que, a menos que tengan una de esas mecedoras que haga juego con el taburete, no podrán amamantar. Y entonces te encontrarás cuatro meses después amamantándolo en el baño de un restaurante sentada en el inodoro porque no hay una silla. Por lo tanto, si no puedes permitirte el gasto de la costosa mecedora, no te preocupes: una mecedora de segunda mano funciona igual de bien.

245

Lista de pendientes
Compra el tubo más grande de Lansinoh que encuentres

Si sabes que quieres amamantar, es importante que te vayas del hospital con el tubo más grande que encuentres del ungüento para amamantar de Lansinoh. Empieza a usarlo desde el principio, cada vez que amamantes al bebé, no tienes que quitártelo para la siguiente toma de leche del bebé y algunas mujeres juran que hizo toda la diferencia y les permitió seguir amamantando durante esas primeras semanas dolorosas.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 246.

<−Día 244                                                                        Día 246−>

Share This