Toda la verdad u nada más que la verdad
¿Realmente te atan los brazos?

Esto es algo que asusta mucho a las mujeres, ¡y con razón! Lo que realmente sucede es que te atarán los brazos (con gasas, no con cuerdas) a los lados para que las enfermeras puedan tener acceso a tu vía intravenosa (en especial si la anestesia epidural te está provocando temblores). Aunque tal vez sientas como si te estuvieran torturando, la mayor parte del tiempo no será necesario sujetarte los brazos. Además, si les dices al médico y a la enfermera que no quieres que lo hagan, por lo general hacen lo que les digas.

247

Cómo concentrarte en lo positivo

Tras la cesárea, tal vez sientas que hiciste algo mal durante tu embarazo para terminar con un parto quirúrgico, pero esto no es verdad. Algunas cesáreas son inevitables sin importar qué tan sana estés, qué tan bien te hayas alimentado o cuánto ejercicio hayas hecho.
Si lo ves por el lado positivo, no experimentarás debilidad en el suelo pélvico que, entre otras cosas, puede causar incontinencia, no tendrás que tratar de evitar orinarte con cada estornudo.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 248.

<−Día 246                                                                  Día 248−>

Share This