En este momento
¡Está casi listo y tú también!

A la semana 37, tu bebé pesa unos 2.9 kg y ahora ya se le considera de término. Un bebé de término está completamente desarrollado y podría nacer en cualquier momento. (Aunque recuerda que la mayoría de las mamás primerizas se tardan más). Para este momento ya deberás haber tenido tus clases de preparación para el parto. Asegúrate de que esté ya listo ese pediatra: necesitarás llevar al bebé a su primera cita unos días después de que salgan del hospital.

Lista de pendientes
Apréndete otro término del embarazo: el descenso

Así es como se le denomina al proceso en el cual el bebé desciende a tu pelvis. Algunas mujeres han descrito esta sensación como “de repente sentí que traía una sandía en el trasero”.

Esta sensación se debe a que el bebé empieza a acomodarse más profundamente en tu pelvis. La nueva posición provoca que tu centro de gravedad cambie y libera un poco de la presión de tu diafragma; se llama descenso porque sientes cómo el bebé se acomoda más abajo y eso te permite sentirte más ligera, al menos en la parte superior, y puedes respirar un poco mejor.

253

Toda la verdad y nada más que la verdad
¡No creíste que fuera posible, pero…

…ahora tienes que ir con más frecuencia al baño! Cuando el bebé se acomoda en la pelvis tal vez puedas respirar mejor, pero esto presionará más tu vejiga.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 254.

<−Día 252                                                                      Día 254−>

Share This