Toda la verdad y nada más que la verdad

Para finales de este mes, tal vez estés convencida de que la Madre Naturaleza es un hombre. Éstos son algunos de los síntomas que pueden experimentar después del parto:

  • Regreso de la fatiga biónica. La fatiga biónica que experimentarás después del parto será intensa. Piensa lo que acabas de pasar físicamente, eso sin mencionar la intensidad de tus emociones.
  • Sólo los boxeadores sudan más. Si te das cuenta de que estás despertando bañada en sudor, duerme con una pila de camisetas y toallas junto a la cama.
  • Tienes un racimo de uvas en el trasero. Son las hemorroides, causadas por la fuerza de pujar.
  • Cuando vas al baño produces un monzón. Tu cuerpo necesita deshacerse de todo el fluido adicional y es posible que tu vejiga no esté vaciándose por completo debido al estiramiento.
  • No siempre llegarás al baño. Después de un parto vaginal, en especial si tu bebé fue grande, no tendrás muy buen control de tu vejiga o tus intestinos durante unas semanas. Tu suelo pélvico acaba de terminar agotado por tanto, tantísimo, trabajo. Esto tal vez te dé mucha vergüenza: puede ser asqueroso además de sorpresivo y desagradable. Pero coméntaselo al doctor si no mejora en seis semanas.
  • Cólicos (otra vez). Mientras tu útero regresa a la normalidad en el transcurso de las siguientes seis semanas (al menos algo vuelve a la normalidad) sentirás contracciones durante unas cuantas semanas, en especial si estás amamantando.
  • Pérdida de cabello. A veces se caerá por mechones y pensarás que te estás quedando calva. No será así. Dejará de suceder cuando las hormonas regresen a la normalidad.

261

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 262.

<−Día 260                                                                        Día 262−>

Share This