Lista de pendientes
Empieza a reclutar la ayuda posparto: ¡ahora!

Sería ideal que tu pareja pudiera tomarse unos días libres en el trabajo, pero de todas maneras necesitarás ayuda adicional durante las primeras semanas. Ambos estarás exhaustos y abrumados.
Si no puedes contratar a una persona certificada, considera un servicio de limpieza por un mes para que al menos se encargue del quehacer de tu casa. También puedes contratar una ayudante materna. Estas personas tienen referencias, y también lavan ropa y cocinan. Revisa tu directorio telefónico en busca de agencias.

262

Cuando tus amigas te llamen y te pregunten cómo pueden ayudarte, di la verdad: “nadie ha aspirado la casa en dos semanas” o “necesitamos que alguien vaya a hacer las compras”.

Contrata a una abuela, una vecina de confianza o a otra mamá con niños en edad escolar para que te ayude a cuidar al bebé o con la casa. O simplemente págales para que puedas dormir un rato.
Tu periodo de posparto puede ser el único momento de tu vida en que te alegre que tu madreo o tu suegra te ayuden a limpiar la casa. Déjalas.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 263.

<−Día 261                                                                      Día 263−>

Share This