En este momento
Empieza a programar a las niñeras

Los amigos y familiares te dirán: “cuando ya estén en la rutina, si quieren salir un día, me encantaría cuidar al bebé”.
No les digas: “¡Gracias!”. Toma el calendario o el organizador de tu teléfono y elige la fecha. Aunque, cuando tengas al bebé, pensarás: “Nunca lo podría dejar con alguien más”, en unos cuatro meses necesitarás una noche a solas con tu pareja.

Cómo decidir sobre las visitas

Cuando estés en el hospital, tu regla deberá ser: ¿Quién no me importa que me vea 1) dejando un rastro de sangre mientras camino hacia el baño o 2)intentando que mi bebé se prenda de mi pecho hinchado y con goteras?
Eso elimina al tío José de la lista y lo manda al estacionamiento. Tal vez quieras que las visitas sean sólo parientes cercanos que sepan que tienen que tocar y esperar a que les abras.

269

Lista de pendientes
Escribe tu lista de personas a quienes les avisarás

(Esta lista se parecerá bastante a tu lista de niñeras voluntarias). Escribir una lista de personas para que tu pareja les hable desde el hospital es una maravillosa manera de darle a la gente tus noticias, e incluso una mejor manera de comunicar que aún no estás lista para las visitas. Pueden decirles: “Les hablaremos en cuanto regresemos a la casa”. (Así entenderán la indirecta).

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 270.

<−Día 268                                                                          Día 270−>

Share This