Es este momento
Ten cuidado con quién te quejas

Cuando la gente te pregunte: “¿cómo te sientes?”, piensa bien antes de contestar: “Con náuseas y cansada. Me voy a volver loca si estas náuseas no se me quitan pronto. Esto es mucho más difícil de lo que pensé”.

Aunque sea verdad, al admitirlo, quedas expuesta a escuchar sobre todas las cosas desagradables que ha experimentado esa persona o su hermana, amiga, prima o estilista: “Querida, eso no es nada, mi hermana vomitó durante veintitrés semanas y le tuvieron que poner suero intravenoso”.

Toda la verdad y nada más que la verdad
La fogata en tu estómago

Y hablando de quejas: ve consiguiendo pastillas antiácidas. La acidez empieza a aparecer por estas fechas y puede arruinar una buena comida o siesta. Esto es culpa de las hormonas, así que, aunque modifiques tu dieta, es posible que el problema no desaparezca; sin embargo, tu comida picante favorita si la empeorará.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 88.

<−Día 86                                                                              Día 88−>

Share This