Toda la verdad y nada más que la verdad
Te asustará tu apetito (y a los demás también)

Un gran apetito durante el embarazo no es lo mismo que un gran apetito fuera del embarazo. No se trata del tipo de hambre de “tal vez me coma una manzana y una galleta”. Es algo mas parecido a “me voy a comer esta media sandía y el pollo entero para cenar, y esta tarta se ve sabrosa. ¿Y tu que vas a comer, amor?”.

98

Cómo olvidarte de la dieta de south beach en cuatro pasos sencillos

La necesidad de más carbohidratos será bastante evidente durante su segundo trimestre. Si tenías un plan de alimentación con carbohidratos limitados antes de embarazarte tal vez necesites hacer lo siguiente:

  1. Toma una caja de galletas Oreo de doble relleno.
  2. No leas el contenido de los carbohidratos.
  3. Come dos –esta bien, tres– antes de pagar en la caja.
  4. Recuerda que aunque el embarazo tiene sus desventajas, comer más, carbohidratos no cuenta como una.

En este momento
Estás reevaluando tu plan familiar

Ahora que te sientes mejor –de hecho, bastante mejor– estás pensando en que tal vez podrías embarazarte otras dos veces, incluso tal vez tres. Eso del embarazo no está tan mal. Si, cuatro hijos se ve factible.

Comparte esta información en tus redes sociales, dando click en los botones que aparecen del lado izquierdo de tu pantalla. Para seguir leyendo y conociendo más sobre los cambios en ti y en tu bebé, da click en día 99.

<−Día 97                                                                          Día 99−>

Share This