A continuación, te daremos los pros y contras de lo que debes saber al elegir la carreola. Busca la más segura y cómoda, pero sobre todo la que se adapte mejor a la edad y las actividades de tu bebé.

Antes de comprar la carriola verifica que:

  1. Las aberturas de las piernas no sean demasiado grandes, pues tu bebé podría salirse.
  2. Puedas empujarla en línea recta y hacer que gire con una mano.
  3. Sus orillas no sean filosas o tengan protuberancias.
  4. Sus ruedas se adhieran bien al piso y se inmovilicen cada vez que pones el freno.

Lo que debes hacer al elegir una carreola:

  • Los tres factores básicos son: edad, peso y talla. Si aún no nace, es mejor una convertible que incluye portabebé. ¿Tu bebé tiene más de 4 meses? Lee las instrucciones de la carreola, éstas deben indicar la carga máxima que soporta y la estatura recomendada.
  • Observa las ruedas: si te gusta pasear o salir a correr, verifica que sean grandes para que se desplace fácil en superficies irregulares. Asegúrate de que cuenten con frenos que puedan inmovilizarla por completo y resortes que amortiguan el efecto de rebote para el bebé en una posible volcadura.

Bugaboo-ad

  • Debe tener un cinturón firme y confortable. Fíjate que el sistema de sujeción sea de 3 a 5 puntos para la cintura, entrepierna y hombros, lo que evitará que se salga en una volcadura.
  • Revisa que el asiento sea reclinable para que tu bebé pueda tomar una siesta y sea fácil de desmontar para su lavado; esto puede evitarle infecciones por el contacto que tiene con su piel y boca.
  • Ten en cuenta el clima de la zona donde viven: selecciona un modelo que tenga un toldo grueso para protegerlo del sol y uno de tela impermeable para resguardarlo de la lluvia (algunos vienen con ambas opciones).

Qué NO debes hacer al elegir una carreola:

  • No bases tu elección en el precio, sino en tus necesidades y las del bebé. No pierdas de vista que es un artículo que utilizarás desde que nace y hasta que sea capaz de caminar distancias largas (más o menos a partir de los 3 años).
  • Evita comprarla si no incluye un manual de uso y garantía del fabricante. Sin el primero no podrás conocer a detalle su ensamble, mantenimiento, limpieza, operación y sobre todo las precauciones que debes tomar.
  • Nunca salgas de casa sin antes ponerle el cinturón de sujeción a tu hijo para evitar que se salga o se baje. Revisa que las llantas y la estructura en general se encuentren en buen estado a fin de prevenir accidentes o lesiones.

134208699_4x3

  • Mientras pasean, jamás desatiendas a tu bebé ni lo dejes solo (aunque esté dormido), y nunca subas escaleras eléctricas con la carreola ni sobrecargues sus compartimientos porque podría desequilibrarse y volcarse.
  • Nunca olvides poner el freno y mucho menos la dejes en escalones o bajadas (tampoco cerca de éstos), pues podría rodarse.

Cuando vas a ser mamá, hay decisiones que no pueden tomarse a la ligera, asegúrate de tener lo mejor para ti y tú bebé, lo más importante es su salud y seguridad. Te invitamos a que compartas esta información en tus redes sociales dando click en los vínculos que aparecen del lado izquierdo.

Share This