Tú, al igual que tu bebé, sufrirás muchos cambios. No siempre te sentirás bien y habrá días en que estés de malas, pero goza esta etapa lo más que puedas, estás creando una personita dentro de ti…

nauseas-embarazada-e1440863946953

PRIMER TRIMESTRE

Aún no se te nota la panza, pero tu cuerpo ya está sufriendo muchos cambios para adaptarse a las necesidades de tu pequeño. Es muy probable que tengas náuseas, vómito y mucho cansancio. Además, tendrás molestia en los senos y los dolores de cabeza intensos, no serán raros.

No te asustes, estos síntomas sólo serán pasajeros. Para combatir las náuseas lo mejor es tener el estómago lleno, de lo contrario te dará más asco. También ayuda a tener a la mano un limón para oler o chupar.

Como parte de los ajustes del cuerpo tendrás altibajos emocionales y puede que tu apetito sexual esté ausente, esto pasará.

Será momento de dejar el cigarro y el alcohol, tomar ácido fólico para evitar defectos del tubo neural y cuidar tu alimentación para no desarrollar anemia.

Te realizarán varios exámenes, entre ellos, química sanguínea, orina, físico y cultivos, para descartar infecciones y determinar que todo esté en orden; sólo son rutinarios, no tienes de qué alarmarte.

5-tips-para-planear-comidas-saludables-en-tu-segundo-trimestre-de-embarazo1

SEGUNDO TRIMESTRE

Tu panza ya se nota, será buen momento para empezar a comprar ropa de maternidad o buscar alternativas para ensanchar tus pantalones.

Será tu periodo de mayor comodidad. Tu cuerpo de acostumbró a los cambios, algunos síntomas empiezan a desaparecer y tienes mucha más energía. En tu ultrasonido es posible que puedas conocer el sexo de tu bebé, si así lo deseas.

Ya pasaste el periodo de riesgo, así que es momento de dar la noticia a tus familiares y amigos.

Puede que tengas otro tipo de molestias, como hemorroides, varices, acné, retención de líquidos; pero no te desesperes, recuerda que son temporales y que pronto tendrás a tu bebé en brazos.

Tu apetito sexual ha vuelto y no debes de sentir miedo a reanudar la pasión; es momento de reconectarte con tu pareja.

salud-embarazo

TERCER TRIMESTRE

Será la etapa en la que más actividad sientas en tu panza, pues tu bebé cada vez adquiere más fuerza, energía y tamaño.

Experimentarás contracciones de Braxton Hicks, son pequeñas y esporádicas, no indican que estás en labor de parto, cuando llegue el momento, las reconocerás rápidamente por su intensidad, duración y frecuencia. Si te sientes insegura, consulta a tu médico para que estés más tranquila.

Notarás que tus senos comenzarán a tener una especie de leche llamada calostro. Esto es señal de que tu cuerpo ya está listo para amamantar. Compra sostenes especiales o almohadillas de lactancia para evitar que se traspase a tu ropa.

Tu panza aumentará de tamaño considerablemente y puede que te salgan algunas estrías; se recomienda que uses crema para hidratarla y evitar que se lacere más.

En las últimas semanas, la presión que el bebé ejerce en tu vejiga será mayor, así que es muy probable que hagas pipí con el mínimo esfuerzo.

Sólo queda prepararte para el parto, ya casi llega el momento, ¡Felicidades!

Te invitamos a visitar las otras secciones de información en mujerbien.com

Share This