Cuando ves a tu hij@ rascándose las orejas, te preocupa que tenga una infección en el oído; si se soba la panza, piensas que tal vez comió demasiados dulces, pero cuando l@ pescas jugando con sus genitales, llega una bomba de sentimientos: angustia, ansiedad, culpa, vergüenza…

Y aunque sabes que puede ser una conducta normal, te preguntas dónde aprendió a hacerlo o si está adelantado para su edad. La realidad es que l@s niñ@s se masturban por la misma razón que los adultos: simplemente sienten rico.

Kids

La exploración corporal es parte de crecer. Al principio, los bebés tocan sus genitales de la misma forma que lo hacen con sus orejas o pies; después se dan cuenta de que hacerlo les produce una sensación distinta y placentera. Es natural que la primera vez que lo descubras entres en shock, pero no tienes nada de qué preocuparte. La mayoría -si no es que todos los niños entre 2 y 5 años de edad– tienen este comportamiento durante esta etapa.

Algunas recomendaciones útiles:

  1. No l@ detengas: Acéptalo como parte natural de su desarrollo y utilízalo como una oportunidad de aprendizaje. Regañarl@ o reprimirl@ hará que interprete que es algo incorrecto y podría llegar a sentirse culpable sin entender la razón.
  2. Explícale: Con un lenguaje apropiado para su edad, dile que se trata de una actividad privada -al igual que ir al baño- y que éstas se realizan en espacios reservados; así tu hij@ podrá elegir un lugar donde se sienta cómod@. Si tú estás presente, actúa con indiferencia para que entienda que es algo íntimo.
  3. Oriéntal@: Si notas que pasa mucho tiempo tocándose, intenta distraerl@ con otro pasatiempo sin prohibirle que lo haga. Muchos niños lo hacen para tranquilizarse antes de dormir; en este caso, pídele que sólo lo haga en su recámara.
  4. Mantén una comunicación abierta y respetuosa: Recuerda que una de tus principales responsabilidades es ayudarl@ a vivir una sexualidad saludable, enseñándole que el sexo no es algo sucio ni vulgar. Deja que comprenda cómo funciona su cuerpo y se sienta cómod@ con él sin ninguna culpa.

IMAGEN-13984938-2

 Así como tú encontraste esta información, ayúdanos a que llegue a más personas compartiéndola fácilmente a través de tus redes sociales. 

Share This