¿Puedo tener relaciones sexuales en el embarazo? La respuesta es: ¡Claro que sí! A menos que tu doctor se los prohíba.

No te preocupes por tu bebé, está protegido por una membrana muy gruesa que está sellando el cuello del útero. Incluso, no te asustes si durante el orgasmo, estimulación de los senos y contacto con el semen sientes pequeñas contracciones, es completamente normal y son tan ligeras que no causan ningún daño.

Debido a los cambios que sufrirá tu cuerpo a lo largo del embarazo, será necesario que te adaptes a distintas formas de tener relaciones, sobre todo por el crecimiento del vientre, pues podrías comprometer el bienestar del bebé.

Algunas son:

  • Tu arriba: ponte encima de tu pareja para que no sientas tanto peso sobre tu vientre. Además podrás controlar la profundidad y cadencia según te acomode.
  • De lado: es muy cómoda para ambos e implica movimientos lentos y suaves; será ideal durante el último trimestre, cuando la penetración profunda resulte incómoda y el tamaño de la panza no les permita probar con otras posiciones.
  • Desde atrás: con esta posición evitarán que la panza esté en medio de los dos. Cuando se acerque el momento del parto, coloca algunas almohadas debajo del vientre para que no cuelgue tanto peso.
  • Oral: es una buena alternativa si tienes deseo sexual, pero la penetración resulta incómoda. Sólo ten cuidado, comunícale a tu pareja que no puede soplar aire en tus genitales, podría crear una burbuja que obstruya un vaso sanguíneo, causando una embolia y poniendo en riesgo tu vida y la de tu bebé.

portafolio-embarazo-019

¿Que voy a sentir? Depende de cada mujer. Algunas afirman que se vuelve más placentero, mientras que otras dicen haber perdido sensibilidad. Lo cierto es que durante el primer trimestre, al ser un periodo de ajustes, malestar y adaptación, es posible que tu líbido esté un poco apagado. Después te acostumbrarás y podrán tener relaciones hasta el día que se te rompa la fuente. Lo más importante es hablar con tu pareja y comentarle que partes te duelen, acuérdate que él no sabe que estás sintiendo, es mejor mantener una buena comunicación.

¿Cuándo debo preocuparme? Si los cólicos o contracciones no pasan rápido, existe sangrado vaginal o tienes mucho dolor. No te asustes, llama a tu ginecólogo para que te revise y te explique que es lo que pasa. Cuando acudas al médico, no te quedes con dudas por pena. Si te prohíbe tener relaciones, pregúntale a que se debe para que tengas todo en claro.

Que-decir-a-tu-mujer-embarazada-2

Te invitamos a visitar las otras secciones de información en mujerbien.com

Share This