Existen muchos factores que afectan nuestra salud y nuestro corazón: la mala alimentación, el estrés, malos hábitos, falta de ejercicio, etc. En este artículo te ayudamos a crear un círculo virtuoso para mejorar día a día nuestra salud cardiovascular…

Para tener un corazón sano, es necesario quitar lo que nos afecta, lo que nos quita energía, lo que nos envuelve en un mundo de estrés. Estos consejos te ayudarán a prevenir algunas enfermedades cadiovasculares y comenzarás a sentirte mejor:

Procura tener una dieta variada de alimentos: La comida envasada está llena de grasa, azúcar y sodio. Busca opciones más saludables, naturales y económicas, cómo las frutas y verduras frescas.

Deja de fumar: Los cigarros contienen grandes cantidades de químicos que afectan severamente a tu corazón y a tu cuerpo en general, es difícil dejar este mal hábito, pero con mucha fuerza de voluntad empezarás a notar cambios favorables.

Prepara en casa el lunch de tus hijos: Una dieta balanceada y nutritiva es lo que necesitan tus pequeños, alimentos frescos y bajos en azúcar son una buena opción.

Reduce el consumo de alcohol: No está mal que de vez en cuando salgas a divertirte con tus amigas, pero recuerda que el alcohol contiene altas cantidades de azúcar y si a esto le agregas refresco, serán más las calorías que estás ingiriendo.

Elimina las grasas saturadas: Los alimentos altos en grasas son perjudiciales para la salud del corazón, el colesterol alto es una enfermedad mortal. Elimina los alimentos fritos de tu dieta diaria. También existen grasas buenas que necesita el corazón, por ejemplo, el aguacate, los frutos secos, el aceite de oliva, estas son opciones que puedes adquirir a la hora de preparar tus alimentos.

Lleva una vida activa: Busca actividades recreativas para ti y tu familia, entre semana es complicado por el trabajo, pero no busques pretextos, por las noches pueden salir a pasear con sus perros, andar en bici o jugar un rato en el jardín; encuentra el tiempo adecuado para no descuidar tu salud. Realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio al día, ayudará a que tu corazón funcione adecuadamente. Recuerda que tus hijos siguen tu ejemplo.

Nunca es demasiado tarde para empezar a tener una vida sana, y un cambio pequeño en esos malos hábitos, hará la diferencia. Busca un nutriólogo que pueda ayudarte a seguir una dieta balanceada. Cuídate y cuida a tu familia.

Te invitamos a visitar las otras secciones de información en mujerbien.com

Share This