La respuesta es: Si.

¿Alguna ves te has preguntado porque existe el famoso «rebote» después de una dieta para bajar de peso?

Pues todo parece indicar que al seguir un régimen dietético restrictivo para bajar de peso, nuestro metabolismo cambia y «se ajusta» a la baja, es decir, nuestro cuerpo comienza a «metabolizar» más lentamente nuestro alimentos y eso genera una «recuperación» del peso que inicialmente habíamos perdido.

Según los hallazgos de un estudio recientemente publicado por la prestigiosa revista British Medical Journal el seguir con una dieta baja en carbohidratos nos ayuda a que este efecto de disminución en el gasto energético no nos cause el famoso «rebote».

En este interesante estudio se inició con un gran grupo en donde se les dio una dieta estricta para bajar de peso, después de haber bajado de peso se dividió a las pacientes en tres grupos: El GRUPO A recibió una dieta con alto contenido de carbohidratos, el GRUPO B recibió una dieta con una cantidad promedio de carbohidratos y el GRUPO C una dieta baja en carbohidratos. ¡Es importante enfatizar que los pacientes de los tres grupos recibieron una dieta con el mismo numero de calorías!

A pesar de que las pacientes estuvieron » a dieta» solo el GRUPO C (quienes recibieron una dieta baja en carbohidratos) fueron capaces de lograr un objetivo terapéutico adecuado y esto se explicó por una mejoría en la manera como sus cuerpos secretaban insulina y Ghrelina (la hormona del apetito).

Moraleja: No solo importa el número de calorias, sino sobre todo, la «calidad de la dieta».

¿Y tú, sabes lo que significa el ÍNDICE GLUCEMICO DE LOS ALIMENTOS? Puedes consultar más al respecto AQUI

Si te interesa conocer el artículo original puedes consultarlo AQUI

Share This